No dir√°s “no hay”: mandamientos de un hospital en Venezuela

En un hospital ubicado en la regi√≥n Los Andes de Venezuela lo evidente se trata de ocultar, de acuerdo a¬†testimonios¬†de m√©dicos que trabajan en¬†ese centro de salud p√ļblico,¬†quienes prefieren no ser identificados por seguridad. La raz√≥n¬†es indiscutible: en ese hospital uno de los mandamientos para sobrevivir o mantener el trabajo es¬†permanecer callado.

“En el hospital no hay nada, pero nos proh√≠ben pronunciar las palabras ‘No hay’. Lo que nos obligan a decir es que ‘debido al bloqueo econ√≥mico’ el hospital no cuenta con esos insumos”, dice una de las fuentes. Asegura que el director de ese hospital los amenaza con suspensi√≥n si hacen lo contrario. “Y eso ser√≠a lo m√≠nimo”, agrega.

“Si vas a subir esto borra hasta mi mano, s√ļbela en algo¬†gringo, no venezolano”, pidi√≥ uno de los m√©dicos como condici√≥n para¬†dar su testimonio y enviar la siguiente foto.

En Venezuela, el Ministerio de Salud (del Poder Popular para la Salud) interrumpi√≥ desde 2015 la publicaci√≥n semanal de datos epidemiol√≥gicos y de salud relevantes. Desde entonces, “se instaur√≥¬†el miedo en el sector salud para evitar que los m√©dicos divulgaran informaci√≥n”, asegura Francisco Valencia, director de la organizaci√≥n independiente Codevida.

En mayo de 2017 la publicación de un boletín correspondiente a datos de 2016 generó alarmas, y las mismas, consecuencias. En ese informe se reveló que en 2016 murieron 11.466 neonatos, 30 % más que la cifra de 2015 (8.812). La fuga de información generó el despido inmediato de Antonieta Caporale, cabeza del ministerio hasta entonces.

No dir√°s “no hay”: mandamiento #1

-Pero, ¬Ņqu√© es lo que no hay?

-Mejor te digo lo que sí hay para que sea más rápido.

-Ok. ¬ŅQu√© hay?

-No hay nada. Con decirte que los médicos tenemos que rehusar nuestra indumentaria llena de sangre porque no hay más. No hay insumos, les tenemos que decir a los familiares que debido a la situación tienen que conseguir ellos mismos los medicamentos, hasta las jeringas, gasas, guantes, todo.

-¬ŅQu√© m√°s?

-Las incubadoras no sirven. Se nos mueren los prematuros porque en el hospital hay una bacteria llamada Acinetobacter. Si en Estados Unidos, o en cualquier país del mundo, encuentran esa bacteria cerrarían el hospital por completo. Aquí se hacen los locos.

No preguntar√°s: mandamiento #2

Un cargamento de medicinas, en medio de un panorama de escasez de todo tipo es esperanzador para los galenos. “Necesitamos tantas cosas que no importa de d√≥nde las manden, lo importante es salvar vidas”, dice una m√©dico residente¬†del hospital.

vzla02
En enero de 2019 llegó un cargamentos de medicinas rusas a ese centro hospitalario.

En enero recibieron un cargamento de medicamentos rusos, sin especificaciones en espa√Īol o ingl√©s. Al preguntar a los encargados sobre el significado, la respuesta inmediata fue: “eso es lo que hay”.¬†A pesar de la barrera del idioma, los galenos comentan que hacen lo posible para traducir las indicaciones.

No documentar√°s: mandamiento #3

Compartir fotos sobre la situaci√≥n del hospital es un “acto de valent√≠a”, seg√ļn los colaboradores de este reportaje. Aseguran que si se enteran que esta fuga de informaci√≥n proviene de alguno de ellos, tendr√≠an graves consecuencias.

“Si usas el tel√©fono en un quir√≥fano ya eres¬†sospechoso, por ejemplo”.

Para la realización de este reportaje, se solicitaron fotografías y videos que den cuenta de las condiciones del hospital, pero por temor a que se sepa la ubicación del centro asistencial, las fuentes prefirieron que no se publicaran.

Jorge Agobian

Periodista de la era digital. Reportero de la divisi√≥n de Latinoam√©rica de la Voz de Am√©rica, en Washington DC. Su cobertura contempla la presentaci√≥n de los hechos desde una perspectiva internacional que incluye el seguimiento de las reacciones de la Casa Blanca, Departamento de Estado, y otras instituciones p√ļblicas y privadas estadounidenses.