En busca de la esperanza: historias del éxodo venezolano

FINAL Title Screen

Por Jorge Agobian. Trabajo publicado originalmente en Voz de América.

Miran a trav√©s de la ventana de un autob√ļs y saben que atr√°s dejan todo lo conocido y lo propio: los suyos, su arraigo, su tierra, su pa√≠s. Miles de venezolanos se juegan todo en un viaje ‚ÄúEn BUSca de la esperanza‚ÄĚ que, aseguran, perdieron en la Venezuela gobernada por el presidente Nicol√°s Maduro.

Miran a trav√©s de la ventana de un autob√ļs y saben que atr√°s dejan todo lo conocido y lo propio: los suyos, su arraigo, su tierra, su pa√≠s. Miles de venezolanos se juegan todo en un viaje¬†‚ÄúEn BUSca de la esperanza‚Ä̬†que, aseguran, perdieron en la Venezuela gobernada por el presidente Nicol√°s Maduro.

Seg√ļn ACNUR, entre 4000 y 5000 ciudadanos venezolanos emigran diariamente a trav√©s de las fronteras terrestres entre Venezuela, Colombia y Brasil. Un √©xodo masivo y acelerado.¬†Seg√ļn esos c√°lculos, al culminar 2018, 1.8 millones habr√≠an emigrado¬†con rumbo a los destinos m√°s australes de Sudam√©rica.

La¬†Voz de Am√©rica¬†conoci√≥ las historias de cuatro venezolanos que atravesaron parte del continente en autob√ļs. Sus periplos, llenos de obst√°culos f√≠sicos y emocionales, duraron entre 5 y 18 d√≠as, para establecerse en Argentina, Chile, Per√ļ y Guyana.

‚Äč‚ÄúYo creo que la televisi√≥n realmente muestra la mitad, la mitad de lo que realmente sucede‚ÄĚ, asegura Naila Gil, una venezolana que¬†cruz√≥ la frontera entre Venezuela y Brasil¬†con el objetivo de llegar a Guyana, sin importar la disputa por territorio que ese pa√≠s mantiene con Venezuela desde 1899.

Hasta all√° la condujo su viaje¬†‚ÄúEn BUSca de la esperanza‚ÄĚ. Su determinaci√≥n tampoco flaque√≥ durante el viaje que emprendi√≥ en medio de se√Īales de que su nueva vida no ser√≠a f√°cil. Y aunque su adaptaci√≥n ha sido tan dif√≠cil como las carreteras que la condujeron a Georgetown, mira en retrospectiva y concluye: ‚Äúpor supuesto que vale la pena, porque¬†mi pa√≠s es un infierno‚ÄĚ.

Con el plan ‚ÄúDe vuelta a la patria‚ÄĚ, creado en abril del 2018, el gobierno del presidente Nicol√°s Maduro trat√≥ de convencer a quienes partieron de retornar a casa. Sus esfuerzos por minimizar el impacto de la huida acelerada no han sido efectivos.

As√≠ lo demuestra el continuo flujo de inmigrantes venezolanos a los pa√≠ses vecinos y al resto de la regi√≥n. Seg√ļn la ONU,¬†2.3 millones de venezolanos han emigrado¬†(7% de la poblaci√≥n total del pa√≠s), en los √ļltimos a√Īos.

Cada una de estas almas lleva consigo un drama, como cont√≥ a la¬†Voz de Am√©rica¬†Julio Guarin√°m. Su vida dio un giro luego de su¬†traves√≠a hacia Buenos Aires, Argentina. No por el viaje de 18 d√≠as que tuvo que hacer, ni por los ocho kilos que perdi√≥ mientras trataba de llegar a su destino, sino porque atr√°s dej√≥ a su esposa y sus hijas, en un pa√≠s en el que, asegura, ‚Äúpasan hambre‚ÄĚ.

‚ÄčEse camino ya lo recorri√≥¬†Josepht Herrera. √Čl viaj√≥ desde Maracay, Venezuela, hasta Santa Elena de Uair√©n, en la frontera con Brasil. Desde ese lugar emprendi√≥un viaje que lo llev√≥ a su destino¬†final: Santiago, Chile. Pero fue s√≥lo cuando arrib√≥ al territorio que lo acogi√≥, que pudo dejar atr√°s el amargo recuerdo del robo del que fue v√≠ctima en su propio pa√≠s, y que lo ‚Äúquit√≥ todo‚ÄĚ, excepto a su familia.

Este fue, justamente, su incentivo para no desistir de su meta¬†‚ÄúEn BUSca de la esperanza‚ÄĚ. Meses despu√©s de trabajar a dobles jornadas, finalmente pudo recibir a su esposa y su hija en territorio chileno.‚Äč

Adem√°s del compromiso con su madre, la m√ļsica ayud√≥ a¬†Reymar Perdomo, a salir avante de uno de los cap√≠tulos m√°s dif√≠ciles de su vida. Esta venezolana escap√≥ de la crisis con rumbo a Lima, Per√ļ, y le¬†cant√≥ a la Voz de Am√©rica, las notas m√°s conmovedoras de su viaje de cinco d√≠as. A trav√©s de una canci√≥n que se ha convertido en himno para los inmigrantes venezolanos, Reymar describe la magnitud de la carga emocional que llevan a sus espaldas.

‚ÄčA pesar de esas dificultades, hoy su canto est√° cargado de esperanza porque ahora sabe que el reencuentro con su familia es solo un asunto de d√≠as.

Reymar asegura que fue ‚Äúla elegida‚ÄĚ de su familia para salir de su pa√≠s ‚ÄúEn BUSca de la esperanza‚ÄĚ.

Como ella, los millones de venezolanos que decidieron abandonar los lazos filiales m√°s fuertes, tratan de escribir las canciones de sus vidas, con notas que les permitan volver fortalecidos para reconstruir el pa√≠s que vieron por √ļltima vez a trav√©s de la ventana de un autob√ļs.

Jorge Agobian. Publicado originalmente en Voz de América.