Una mirada a la frontera sur desde San Ysidro

@JORGEAGOBIAN

M√°s de 4 mil 300 inmigrantes centroamericanos, miembros de las caravanas, se encuentran en Tijuana, M√©xico. Su mirada est√° puesta, desde el otro lado de la barrera, en San Ysidro, California. Muchos de ellos est√°n dispuestos a hacer todo lo posible para ser admitidos en Estados Unidos: desde solicitar asilo, hasta otras medidas “de presi√≥n”, seg√ļn lo dijeron a la Voz de Am√©rica¬†durante una cobertura en ambos lados de la frontera.

En San Ysidro, la Patrulla fronteriza ha duplicado y triplicado la seguridad en el paso fronterizo de San Ysidro. La valla que divide a los dos pa√≠ses tambi√©n ha sido reforzada con alambre de p√ļas, barricadas y la presencia de agentes por aire, mar y tierra. Helic√≥pteros sobrevuelan la l√≠nea divisoria durante todo el d√≠a. Una y otra vez se escucha a los funcionarios del gobierno decir: “No permitiremos la entrada ilegal”. La tensi√≥n, sin embargo, se intensifica a√ļn m√°s del otro lado, donde se encuentran albergados los inmigrantes que dicen estar cansados de esperar.

Los oficiales de inmigración reciben entre 80 y 100 casos de asilo diarios en la puerta de entrada, pero en las líneas hay personas que tienen meses esperando para ser atendidos.

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, lleg√≥ al lugar el pasado 21 de noviembre. En su exposici√≥n asegur√≥ que de acuerdo con¬†informaci√≥n que maneja su departamento, 500 integrantes de las caravanas son “criminales miembros de pandillas”.

 

.

“No crucen de manera ilegal”

Mientras las medidas anunciadas por el presidente Donald Trump, para hacer frente a la llegada de las caravanas a la frontera sur estadounidense, elevan la tensión en la zona, organizaciones sociales incrementaron su labor de asistencia y asesoría legal a los migrantes. Conversamos en San Diego con Enrique Morones, fundador de Border Angels.

Preocupación por un cierre temporal

El presidente Donald Trump amenaz√≥ con cerrar la frontera entre M√©xico y Estados Unidos durante un periodo “no especificado” si su gobierno determina que el¬†vecino pa√≠s ha perdido el ‚Äúcontrol‚ÄĚ de su lado.

El paso fronterizo de San Ysidro es uno de los m√°s activos en Estados Unidos. M√°s de 100 mil personas transitan a diario por ese lugar, y unos 40 mil veh√≠culos cruzan diariamente.¬†En los √ļltimos d√≠as se han generado cierres parciales de los carriles vehiculares, lo que ha generado largas l√≠neas para poder cruzar de un pa√≠s a otro. Pero m√°s all√° de las demoras, un cierre total de la frontera es algo que realmente preocupa a los residentes de la zona.

Ra√ļl Gonz√°lez es mexicano pero dice que su “herramienta de trabajo” es el cruce diario en San Ysidro. Asegura que cada d√≠a es m√°s complicado para ellos, y teme por un cierre temporal.

 

Puede seguirme en Twitter e Instagram. Cobertura realizada en San Isidro, California, para Voz de América.

Jorge Agobian

Periodista de la era digital. Reportero de la divisi√≥n de Latinoam√©rica de la Voz de Am√©rica, en Washington DC. Su cobertura contempla la presentaci√≥n de los hechos desde una perspectiva internacional que incluye el seguimiento de las reacciones de la Casa Blanca, Departamento de Estado, y otras instituciones p√ļblicas y privadas estadounidenses.