HURACÁN IRMA CAYOS DE FLORIDA

Foto: Gabriel Machado

Entre los escombros hay tantas historias como trozos de madera, desechos y objetos rotos. Cada partícula regada en este centro de casas rodantes de Islamorada, en los Cayos de Florida, tiene en sí misma una leyenda, un sonido guardado en su interior, el primer ruido del huracán Irma, las primeras gotas de agua de la marejada ciclónica que azotó a esta zona el 1o de septiembre de 2017. Irma, desaparecida ahora en el Caribe, causó destrozos y obligó a los habitantes de la zona más sur del estado de Florida a empezar de nuevo.

Ha transcurrido una semana del paso del Huracán Irma por Florida. En los Cayos hay tanto silencio como escombro, pero no tanto como el trabajo que queda por delante para reconstruir la zona. El poderoso ciclón obligó a evacuar a más de 70 mil residentes de los Cayos, pero hay quienes se quedaron a soportar los furiosos vientos.

Se estima que las pérdidas en el estado de Florida ascienden los $19,400 millones, sin incluir los daños por inundación, según cálculos de la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

Irma se convirtió en la segunda tormenta de Categoría 4 en azotar territorio norteamericano en menos de un mes. Harvey había causado estragos en Texas tan solo 10 días antes. Irma pasará a los libros de récords como uno de los más poderosos ciclones en el Atlántico, con vientos máximos de 185 millas por hora (mph).

Written by Jorge Agobian

Periodista de la era digital egresado de la Universidad Central de Venezuela. Productor de TV.