Venezuela

white_house_US

Después del “Petro”, EE.UU. no descarta más sanciones contra el gobierno de Venezuela

6236849468_86e53e2a40_b

Mike Pompeo endurecería la posición de EE.UU. sobre el gobierno de Venezuela

Venezolanos emigran de Venezuela a través de la frontera. Foto: AFP

Crisis en la frontera entre Colombia y Venezuela: éxodo de venezolanos continúa

Secretario de Estado, Rex Tillerson. Foto | Los Angeles Times

Tillerson buscaría apoyo internacional en gira por Latinoamérica para avanzar al embargo a Venezuela

Donald Trump arrives at the Miss USA 2013 pageant, Sunday, June 16, 2013, in Las Vegas. (AP Photo/Jeff Bottari)

Donald Trump analiza “nuevas opciones” para ayudar al pueblo venezolano

jorge agobian_20181

¿Qué haré en este 2018?

jorge agobian_20181

Trabajo en el mundo de las noticias, pero casi siempre me toca presentar las malas. Al trabajar en un medio cuyo contenido se basa en lo que ocurre en Venezuela en estos tiempos, son pocas las probabilidades de encontrarte con una historia alentadora y positiva (aunque las hay). Mi labor es ser productor y reportero; y he disfrutado serlo por cuatro años. Estoy seguro de que si me toca continuar haciendo lo que hago durante cuatro, ocho o quince años más, seguiré disfrutando esta pasión. Pero si no es así, igual encontraré la manera de hacer lo que me gusta. Es por eso que en 2018 me he planteado varias maneras de crear, crear y crear más contenidos que me hagan aprender y que ocasionen lo mismo en los demás. Al final, de eso se trata el mundo de las comunicaciones.

Y empezaré por contar historias. A veces no nos damos cuenta que un simple encuentro con una persona encantadora es un gran motor para comunicar algo, pero también estar en el lugar donde ocurre lo más simple pero relevante y ser testigo para contarlo. Razón tiene la famosa periodista Oriana Fallaci cuando se pregunta “¿qué otro oficio permite a uno vivir la historia en el instante mismo de su devenir y también ser un testimonio directo?”. Yo pienso igual que Gabriel García Márquez, el periodismo “es el mejor oficio del mundo”. De eso y más llenaré el 2018: de verbo, de las historias y de aprendizaje.

Yo pienso igual que Gabriel García Márquez, el periodismo “es el mejor oficio del mundo”. De eso y más llenaré el 2018: de verbo, de las historias y de aprendizaje.

Esta generación de periodistas de la era digital tiene la fortuna de contar con más canales para comunicar. Las redes sociales nos permiten eso y más. Donald Trump, querido y odiado por su uso de Twitter desde la Casa Blanca, ha acostumbrado a su público (que es el mundo entero) a estar atento a los mensajes que emite. Él, políticamente correcto o incorrecto, sabe más que nadie el poder de las nuevas plataformas digitales para generar contenido de masas. En 2018 conservaré del presidente de Estados Unidos, el conocimiento metódico de cómo encontrar el tema que la gente quiere discutir. Y eso es sencillo: el olfato periodístico no falla.

Nada de lo escrito anteriormente tendría sentido si hacerlo todo bastara, sin disfrutarlo al mismo tiempo. En 2018 seré feliz al escribir, grabar un video, crear el mismo contenido y adaptarlo a cada canal de información o red social. Mi pasión por la comunicación será una montaña rusa en 2018, llena de experiencias, conocimientos y sí, claro que sí, mucho éxito.

 

Nos vemos en mis redes sociales: @jorgeagobian

mejores-aerolineas-avion-despegando_0

Cuando un venezolano despierta del sueño americano y decide regresar

A Venezuelan citizen uses a magnifying glass to check a list in a polling station during a nationwide election for new governors in Caracas, Venezuela, October 15, 2017. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Entrevista a Lydia Barraza: elección regional en Venezuela no fue legítima

Entrevista a Helen Aguirre Ferre

Casa Blanca: “miembros del régimen de Maduro están preocupados por las sanciones impuestas”

la cosecha black and white

La cosecha

PicsArt_1502473266220

En algún momento pensé que todo esto sería imposible. Creí que la inesperada caída emocional de tantos afectaría todo, a todos. Hoy veo la cosecha y no solo observo un maizal: aprecio la primera lágrima, el despertar y sentir que todo inicia en cero en ese momento, que hay mucho que hacer, bastante que perder y demasiadas cosas que solucionar. Cuestiono la inexplicable razón de por qué asumir todo uno, si es de todos. Siento el vacío que queda entre tanta tierra, como cuando el único amo se va y todo queda en silencio. Creo oir la vacada mugiendo porque no sabe donde está el ordeñanor.

Y entre tanto y todo, te veo a ti y te admiro. Y veo un conuco, el pasar de tierra seca a mojada, de marrón a verde, de bien a mejor.

No es solo maíz, es trabajo ganado quizá en el momento más crítico de la vida, de la familia, del país, del mundo que está al revés. Yo visualizo cordura, paciencia, honestidad. Te veo a ti y detrás veo al amo que vuelve y sonríe porque todo está como lo dejó. Y lo veo irse otra vez, pero esta vez feliz, con los ojos aguados, con la misma lágrima del primer despertar en el que no te abrazó, en el que no te dijo que no te preocuparas. Lo veo reirse y tallarse la cabeza, sin preocupaciones, sin cuestionamientos. Él confiaba en ti cuando más dudaste que podías.

Qué orgulloso me siento de ti.