Inmigraci贸n en medio de crisis en la frontera sur de EE.UU.

“Estados Unidos no ser谩 un campo migratorio, no ser谩 un edificio de retenci贸n de refugiados”. As铆 lo expres贸 el presidente Donald Trump el lunes, en聽lo que era tan solo el comienzo de una semana de duras cr铆ticas sobre la implementaci贸n de la pol铆tica “tolerancia cero” sobre inmigraci贸n. La medida gener贸 que ni帽os inmigrantes hayan sido separados de sus padres tras llegar ilegalmente a Estados Unidos.

El mandatario estadounidense sostiene que el tema migratorio es el causante de los problemas del pa铆s, pero tambi茅n culpa a los dem贸cratas.

La Casa Blanca apuesta a la seguridad fronteriza, a la聽inmigraci贸n legal basada en m茅ritos聽y a una reforma migratoria que incluya el otorgamiento de un estatus legal a un grupo de inmigrantes, entre ellos los llamados “so帽adores”. Todo eso a cambio de los fondos para聽construir un muro en la frontera sur, eliminar la loter铆a de visas y reformar las reglas de asilo.

La gota que derram贸 el vaso

La Casa Blanca, rodeada por el rechazo, aclar贸 que la administraci贸n Trump no tiene una pol铆tica de separaci贸n de familias. La secretaria de Seguridad Nacional, Krisjten Nielsen, expres贸 que el gobierno “tiene un estatuto de responsabilidad que tomamos en serio para proteger a ni帽os inmigrantes del contrabando humano, traficantes y otras acciones criminales que violan nuestras leyes migratorias”.

Dem贸cratas y republicanos moderados fustigaron la detenci贸n de al menos 2 mil聽menores en centros de acogida. A las denuncias se unieron organismos defensores de Derechos Humanos, gobiernos y el Papa Francisco.

Nielsen聽se帽ala que en 314 % ha aumentado la llegada de adultos con menores que no son “unidades familiares” y que, al contrario, son “traficantes, contrabandistas, miembros del MS-13, son criminales y abusadores”.

 

 

El decreto

En menos de 24 horas la Casa Blanca anunci贸 la firma de un decreto del presidente Trump para evitar que las familias inmigrantes que llegan a la frontera sean separadas.

La C谩mara no se pone de acuerdo

Mientras la mirada de Estados Unidos est谩 puesta en el tema migratorio, en Washington legisladores de la C谩mara de Representantes iniciaron la discusi贸n de dos proyectos de ley abanderados por los republicanos. Uno de ellos, apoyado por el l铆der de la C谩mara, Paul Ryan, pondr铆a fin a la separaci贸n de familias y contiene los cuatro pilares de la administraci贸n Trump sobre inmigraci贸n. A ese paquete legislativo lo han denominado “republicano moderado”.

Pero los dem贸cratas se han mostrado totalmente en desacuerdo con ambos proyectos.

Nancy Pelosi, l铆der de la minor铆a dem贸crata en la C谩mara, hizo un llamado a sus colegas republicanos: “deben alejarse de este proyecto de ley, deben llamar al presidente para que rescinda su pol铆tica de encarcelamiento familiar”.

Incluso un grupo de 190 miembros del partido dem贸crata presentaron un proyecto de ley para evitar la separaci贸n de familias.

La votaci贸n de alguno de los dos proyectos republicanos, que inicialmente estaba prevista para el pasado jueves, no se llev贸 a cabo y fue pospuesta para el viernes, cuando nuevamente se le volvi贸 a dar largas al asunto.

El presidente Trump, quien ha dicho que est谩 listo para firmar alguno de los dos proyectos de ley, reconoce que sin el apoyo de los dem贸cratas no ser谩 posible obtener los votos suficientes para que el proyecto pase al Senado.

Foto de portada:聽(AP Photo/J. Scott Applewhite)

 

Jorge Agobian

Periodista de la era digital. Reportero de la divisi贸n de Latinoam茅rica de la Voz de Am茅rica, en Washington DC. Su cobertura contempla la presentaci贸n de los hechos desde una perspectiva internacional que incluye el seguimiento de las reacciones de la Casa Blanca, Departamento de Estado, y otras instituciones p煤blicas y privadas estadounidenses.